domingo, 3 de febrero de 2013

"Los Montañeros de la Montaña" (a.k.a "K2")

Yernos y Nueras, con este explícito título rebautizo Milagros a uno de los juegos que tuvimos ocasión de catar alrededor de una mesa en una de mis últimas visitas. Y es que, contra todo pronóstico y convencido de  que un juego con temática deportiva no iba a ser del agrado de Milagros, propuse el juego que hoy nos ocupa y otro algo mas familiar, pero con una temática algo "oscura", que le hizo decantarse por este de "Los Montañeros de la Montaña"... Y ante la elección, he de deciros que en mi cabeza resonaba la palabra fracaso una y otra vez, ya que, si bien no soy excesivamente amante de las simulaciones deportivas, un único intento con el Formula Dé hace unos años, me hizo desistir de volver a intentarlo con otros juegos de este tipo, aunque por otro lado, la experiencia con un juego de temática similar, había resultado satisfactoriamente agridulce. Como de costumbre, tendréis que leeros el resto de la suegrorreseña o ir al parrafo final para saber si esta vez también he fracasado...

¿Gustaría este juego a Milagros?
Para empezar a hablaros del jueguito en cuestión, cabe señalar que surge de la inquietud creadora de Adam Kaluza, un autor polaco con un buen número de juegos a sus espaldas, incluso alguno publicado en nuestro país, pero que hace un par de años se dió a conocer internacionalmente por este juego de simulación alpinista, al que han seguido otros juegos de éxito como Drako o el mas reciente The Cave. Podemos decir que Adam, junto a Ignacy Trzewiczek, son las cabezas visibles de una generación de autores polacos que, apoyados por las editoriales del país, están empezando a cosechar éxitos mas allá de sus fronteras.

Buena prueba de ello es que las ilustraciones, también son de un dibujantye polaco, Jarek Nocón, responsable del apartado gráfico de los otros éxitos y que ultimamente ha trabajado con otras editoriales como Pegasus o Academy Games. En el caso de K2, nos propone una portada que no engaña a quien va a jugar, con dos alpinistas en primer plano, con un fondo de montañas nevadas... El resto del trabajo a mi me desconcertó un poco la primera vez que lo ví, ya que para recrear la ascensión al K2 (que como habréis supuesto a estas alturas, es la montaña protagonista de este juego) nos encontramos con un tablero en el que directamente sobre una foto del pico han pegado los espacios por los que van subiendo nuestros alpinistas. Con el paso del tiempo me he acostumbrado e incluso he llegado a creer que es una solución elegante, pero de primeras, amiguitos de los euros con bonitas recreaciones de arte bucólico pastoril, echa para atrás. También usa el amigo Jarek el realismo en otros componentes, de los qu eprefioero no hablar, porque tal y como al tablero me he acostumbrado, las cartas no me gustan nada de nada... de nada. Manías mías.

¿Que hago, aclimato o tiro para arriba?
Ya metidos en faena, K2 nos propone una simulación de escalada de dicho pico en la que, emulando a Edurne Pasaban, Juanito Oiarzabal o Carlos Pauner, debemos ascender con un equipo de dos alpinistas lo máximo y si es posible coronar la cima, recibiendo puntos por lo alto que hayamos llegado con cada uno de ellos, siempre y cuando hayan sobrevvido al mal de altura y la metereología extrema. 
Para ello, contamos con un sistema muy básico en el que tenemos que jugar la mitad de nuestra mano de cartas para realizar nuestras acciones, que se reducen a, movernos, "aclimatarnos" o montar un campamento para guarecernos del mal tiempo... Lo que a primera vista puede parecer un juego demasiado básico, se convierte en un juego con muchas decisiones a tomar, anticiparte a las acciones de los demás y que dios te pille confesado, porque por mucho que hayas planeado tu jugada y tenido en cuenta la metereología, puede que tu jugada estrella acabe con uno de tus montañeros convertido en un Calippo... y se de lo que hablo. Además, el juego viene con dos tableros y dos packs diferentes de previsiones metereologícas, por lo que se puede ir aumentando la dificultad de la escalada conforme vas jugando mas partidas... El sistema de juego   y el tema encajan bastante bien, por lo que permite ser expandible y, de hecho, ya lo ha sido con Broad Peak, que permite jugar otro tipo de retos alpinísticos. Por último y antes de contaros como fue la partida con Milagros, no puedo dejar pasar por alto que el juego "escala" (toma chistacooo) muy bien a cualquier número de jugadores.

Aclimatación extrema...
Tras el rechazo de Milagros por un juego con la peste negra como trasfondo "que seguro que es de los de fastidiar" comencé la explicación sin mucha fe y pensando que quizá no hubiera sido una buena idea proponer este juego. Las caras del Mortal Combo eran un autentico poema  en los primeros momentos, lo que hizo que casi desistiera en mi tarea, pero como es un juego que se explica rápido y cada turno se juega en 2 minutos, tiré para adelante mientras escuchaba a Milagros decir: "Uuuuh, cuanto embolic (segun la RAE: enredo) tiene este juego...". Todas esas dudas y miedos, se dispersaron tras jugar el primer turno, en el que ambas se dieron cuenta de que no era para tanto y empezamos la ascensión en igualdad de condiciones. Por mi parte, alentado por el buen tiempo de los primeros turnos, me dediqué a ascender con uno de mis dos alpinistas lo mas rápidamente posible a la cima, ya que en caso de empate gana el más rápido, cosa que conseguí en el sexto turno, mientras Milagros y el 50%delmortalcomboquenoesmilagros se dedicaban a ir avanzando a sus dos montañeros casi a la par. Las jornadas pasaban e iba viendo como las opciones de mi montañero relegado iban aumentando, a la vez que los de Milagros por culpa del oxígeno (consejo: sustituir la palabra "aclimatación"  por "oxígeno" si queréis ahorraros un minuto de explicación) y el mal tiempo tenían que refugiarse en sus tiendas de campaña y los de Mónica iban haciendo una subida arriesgada... así hasta que en el último turno y con una mano guardada para la ocasión que me iba a permitir ganar la partida, de repente Milagros se interpuso entre mi camino y mi gran esperanza se vino abajo, del todo... Dejando que uno de mis alpinistas muriera en una ventisca ante la imposibilidad de movimiento y dando la victoria al otro"50%"... Al final de la partida, la opinión del Mortal Combo fue unánime, el juego les había gustado muchísimo a las dos, tanto, que estoy pensando seriamente expandirlo. 

Esa misma noche, antes de echarnos a dormir, Mónica me confesó un comentario de Milagros que me está haciendo plantearme muchas cosas: "¿cómo le pueden gustar tanto los juegos a Diego, si no gana nunca?"

8 comentarios:

  1. Jajaja, el último comentario sí que es mortal, por aquí tengo un amigo que creo que opina al revés, cuando gana un juego lo toma en plan "reto superado" y parece que le gusta menos, como todo, cuestión de cada persona :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía un amigo que jugaba 20 mil partidas a cualquier juego si son necesarias (videojuegos también) mientras que no le ganara. En el momento en el que le ganaba 1 vez, se acababa de cansar del juego XD

      Eliminar
  2. Tiene buena pinta... y sin ser fan de los table games, parece bastante aproximado a la realidad (cosa que no sé si es imprescindible para un juego de mesa).
    Tenemos que echar una partida para que me cuentes más detalles...
    Te veo mañana...

    ResponderEliminar
  3. A mí también me gusta mucho; de los mejores jueguecillos de los polacos. Parece sencillo, pero tiene más enjundia de lo que parece, y es genial cuando literalmente le matas un alpinista a otro jugador... ;D

    Me alegro de que le gustara al Mortal Combo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Has jugado con la expansión?, por lo que estuve leyendo le da distintas modalidades al juego... estoy muy tentado de pillarla

      Saludos tocayo

      Eliminar
  4. Es sin lugar a dudas un buen juego, yo un tiempo pense en comprarlo para jugarlo con mi familia ya que esta muy bien para jugar en esa modalidad, pero luego desisti ya que conociendome de seguro se me quemaba rapido el juego y lo terminaba cambiando, ansioso que es uno.

    ResponderEliminar
  5. Me gustan muy poco los juegos de deporte pero reconozco que este es de los pocos que me hace tilin, aún no lo he podido probar :(

    Saludos chemo y me alegra que finalmente le haya gustado a Milagros :P

    ResponderEliminar
  6. Este juego me encanta y nunca lo juego porque nunca me acuerdo de él.

    Siempre pienso "tendríamos que jugar más al K2". Luego, cuando somos 5 y no sabemos a qué jugar, nunca me acuerdo de él...

    Bueno sí, al día siguiente.

    Un abrazo

    ResponderEliminar