viernes, 25 de enero de 2013

Jugando con Milaglos: 5 Juegos japoneses para jugar con tu Suegra

Nueras y Yernos, existen en la vida de los jugones varios ciclos con respeto a cómo vivimos y disfrutamos de este hobby que, sin llegar a plantearme escribir una tesis sobre el tema, he venido observando en los últimos años y que van desde el descubrimiento hasta la acaparación completista pasando por la sobredosis de información, etc... Pero creo que a todos los que llevamos un tiempo metidos en el hobby llega un momento de desolación en el que de repente practicamente todos los juegos nos parecen iguales o las mecanicas de la última novedad del mercado nos suenan de algo. Es este momento  algunos empiezan a relajarse con respecto a no buscar las últimas novedades, para disfrutar de lo que ya tienen y dejarse llevar. Pues bien, estaba yo en uno de estos ciclos, cuando descubrí algo que me hizo volver a despertar el gusanillo, una serie de juegos que no se parecían a nada que hubiera jugado anteriormente y a los que no se le podían colocar los prefijos euro ni ameri  porque venían de Japón... He aquí una lista de 5 de esos juegos japoneses a los que jugar con tu Suegra.




Para empezar, esta pequeña joya entre el fango de de Naoki Homma, un juego que tuvo su puesto de honor en el Top 5 Ludicosuegril de 2011, un filler con cierto regusto kniziano (y no solo por tener un tema completamente pegado), pero que te hace pensar de manera diferente y que se disfruta mas cuanto mas lo juegas. Uno de los mejores ejemplos de que en Japón piensan y/o se divierten de una forma bastante alejada a nuestros cánones.




Para mí, el mejor de los juegos que he probado del autor de moda japonés Seiji Kanai, acompañado por su dibujante habitual, Noboru Sugiura, que he de decir que ni a Milagros ni a mi nos gusta en exceso. En este caso el autor minimalista por excelencia, nos propone un juego de bazas (y arrastrando) con diferente objetivo en cada ronda y la peculiaridad de que cada carta que se juega tiene un efecto en el juego. Sensaciones parecidas al Palastgeflüster, pero hipervitaminadas. Otro juego que se disfruta mas en la quinta partida que la primera.


Otra de las pequeñas joyas, en este caso abstracta, que nos han brindado las mentes pensantes del país del sol naciente, particularmente la de la autora Susumu Kawasaki (no, no voy a hacer un chiste sobre motos) es este Robotory, un juego que a primera vista parece simple y con poca profundidad estrátegica, pero que, jugado con un rival del mismo nivel, se convierte en una delicia. Eso si, si lo vais a jugar con vuestra Suegra, no introduzcais la parte temática o correis el riesgo de que no quiera jugar



Otra pequeña joya de Susumu Kawasaki, pero en un ámbito completamente diferente y el mas cercano al eurogame de los juegos de la lista es Traders of Carthage (en la edición de Z-man con diferente portada a la que se muestra). Un simpático juego de comercio en el que deberemos enriquecernos por medio de cuatro mercancias diferentes con el peligro de que los pirata nos quiten lo bailao... Escalable a cualquier número de jugadores y portatil, por lo que puede ser un buen juego para llevar en tu mochila de vacaciones.



El juego que ha catapultado la fama de Seiji Kanai siendo uno de los que mas se ha hablado de la pasada feria de Essen es Love Letter, minimalista a mas no poder, ya que se juega con tán solo 16 cartas y con unas reglas que se explican en 2 minutos. Para algunos una obra maestra y para otros una broma lúdica, lo que no se puede negar es su originalidad, que tampoco dejó indiferente a Milagros, jugamos varias partidas pero..., realmente no se si le gustó demasiado.

Y hasta aqui la lista de juegos japoneses que, curiosamente son todos de pequeño formato..., ¿tendrá alguna relación directa que lo estadounidenses de américa del norte vivan en casas de dos plantas y los japoneses en miniapartamentos con el tamaño de los juegos que producen?


BONUS TRACK:

Portada de la versión japonesa de "Los colonos de Catan"... No comment




4 comentarios:

  1. El Traders of Carthage... la verdad que en dos partidas no conseguimos verle la gracia por ningún sitio.

    El Love Letter y el Robotory sí que me parecen la mar de majos.

    El Chronicle no está mal, pero a mí es que los juegos de bazas no me gustan un pelo. El único al que he aguantado jugando sin que se resienta ha sido el Tichu.

    Un abrazo tocayo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey tocayo, pero el tichu realmente es suizo, si no estaría incluido, te lo aseguro ;)

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. A mí me encantan Love Letter y Chronicle. También me gusta mucho otro juego de Seiji Kanai: Master Merchant.

    El Robotory me gusta mucho, pero hace tiempo alguien perdió mi ejemplar. Acabo de pillarlo de nuevo en Philibert a un precio irrisorio.

    Nos vemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mi Master Merchant, sin haber probado "R", me parece el mas flojito, aunque no le quito mérito...

      Salud

      Eliminar