lunes, 20 de agosto de 2012

Gaming sin my Suegra: Cocs y Jocs en Vinaròs

Yernos y Nueras, aunque este verano van unas cuantas partidas con Milagros, antes de que mi maltrecha memoria (y mi nulo interés por apuntar todo lo que juego) me impida acordarme de la sesión que mantuvimos el pasado 15 de Agosto en Vinaroz, os voy a contar como fué la jornada y en que empleamos tan festivo día las doce almas jugonas (autóctonos y veraneantes) que allí nos congregamos...

Así pues, nada mas llegar a Vinaròs, recibí la agradable sorpresa de que hay caras y nombres que conozco sin saber su nick en labsk, por lo que entre los a priori desconocidos, me encontré con Pep y Señora, con los que ya van unas cuantas veces que nos hemos juntado en los diferentes saraos, a los que se unieron los tres autóctonos Alejandro, Joan y Darkfonix, así como el grupo de veraneantes habitual, Desi, Pikas, Wkr, Jason el africano (con todo el cariño del mundo), Chuky y Señora... además de un servidor. Y como lo primero es lo primero, pues fuimos a una conocida cadena de supermercados a comprar el picoteo y refrescos variados, ya que el plato fuerte del día, las famosas Cocs de Vinarós, ya estaban encargadas con antelación...

Coc de Tonyina, rebautizada como Coc de Feld, la verdadera protagonista de la kedada.
Una vez comprado todo, nos dirigimos a la finca donde ibamos a pasar el día, con piscina para los aforunados que se acordaron de llevarse el bañador y con mesas mas que suficientes para el vicio, tras una foto de familia (jugones y juegos reunidos) comenzamos la sesión con un Helvetia que llevaba una semana apalabrado y que cada vez que lo juego me gusta más, sobre todo por la progresión que se lleva a cabo durante la partida, llegando a unos últimos turnos de infarto, de hecho, los 4 que jugamos pasamos de los 20 puntos necesarios para ganar, incluso Pep se salió del track marcando 26 puntos...

Antes de comer explicación del Quarriors, juego con el que tenia cierta curiosidad, pero dejamos la partida para después de las Cocs y viandas variadas... La verdad es que la partida se me hizo demasiado corta y acabe (y no fui el único) con la extraña sensación de que pese a que estaba bien, no me apetecía repetir, quizá mucho fuego de artificio para lo que ofrece realmente el juego... en fin, que me pareció una buena idea, esta de construir mazos con dados, pero no me acabo de convencer...

Entre que empezaban unas partidas y acababan otras, una partidilla rápida con los chicos de Vinaròs  de Banjooli Xeet, que tras 237 explicaciones he logrado que se entienda todo desde el principio y parece que gustó... 

Aun así, tras 237 explicaciones, me sigue dando "cosica" cada vez que la gente lo prueba...


Tras lo cual, me esperaba el plato fuerte de la tarde, ludicamente hablando y es que tras mucho tiempo esperando, al fin pude jugar a La Villa, que me pareció que dentro de los euros aporta varias mecánicas interesantes y novedosas, pero al ser el único de la mesa que no había jugado, ande bastante perdido en algunos momentos, apenas lleve nada al mercado y, además de lo que había leído por ahí, creo que es bastante determinante... habrá que seguir jugando.

En ese momento nos quedamos cinco colgados (el peor número si de eurogames se trata) por lo que volví a engañar a los compas para jugar un Banjooli a cinco (tras lo cual ya hay uno "vendido") previo a la partida del Spiecherstadt con los mismo cinco jugadores. No había tenido oportunidad de jugarlo con ese número y la verdad es que este juego escala casi como ningún otro, puteo a raudales y partida  para Pep, que con su estrategía adaptativa nos dió una buena paliza al resto.

Aún quedaba un rato de tarde, pero las neuronas empezaban a fallar así que nos decidimos por un Safranito, que ya hypeaba desde por la mañana... Puteo y mas puteo y primera partida que me anoto en todo el día... Juego que no defrauda pero que no hay que quemar demasiado..

Y cuando parecía que la cosa tocaba a su fin, al menos para mí, y tras algunas conversaciones, aún engañe al amigo Jaime para jugar un Narguileh Bazaar,  juego del que tengo pendiente hablaros, pero del que pronto os contaré algo mas. Probamos unas pequeñas variantes y el resultado me gustó bastante, así que igual las incluyo como variantes o incluso cambio alguna cosa. Ya van mas de 40 partidas con diferentes rivales y no tengo memoria de haber ganado ninguna...

Tras esa partida, despedida, que tocaba conducir hora y pico, pero la cosa estaba bastante caldeada por allí, tanto que la noche acabó (según me han contado) algo tarde, pero esa, es otra historia...

No se ve, pero Chiquetete está presente en la foto...

2 comentarios:

  1. Muy buena crónica!!!
    Y muy bueno también el Banjooli Xeet, es un juego que sorprende, y para pasar un buen rato no está nada mal. Cuando tengas la versión final quiero probarla!
    Los cocs fueron los protagonistas del dia, y... con solo ver la foto, ya me entra hambre (Y seguro que, como mínimo, a Wkr también).
    Para la próxima, a ver si se puede pasar Milagros ;) Hasta pronto!

    ResponderEliminar