sábado, 25 de agosto de 2012

"El del Coche que da vueltas" (a.k.a "Santiago de Cuba")

Yernos y Nueras, este verano, sin ser uno de los mas prolíficos a la hora de jugar y presentar nuevos juegos a Milagros, no está siendo del todo malo y estamos jugando sobre todo a juegos con los que ya está familiarizada, pero de vez en cuando aprovecho para introducir alguno de los que últimamente han llegado a mi casa y he creido, con mayor o menor acierto, que eran susceptibles de gustarle a mi Suegra, es el caso del juego que nos ocupa hoy, que por el sobrenombre de Milagros podría ser cualquier juego de carreras, pero que no es otro que Santiago de Cuba... Hoy en Santiago de Cuba, la anterior reseña en Mallorca... ¿necesitaré unas vacaciones?

Pasatiempo veraniego... ¿Donde está esta playa?
El juego que hoy nos ocupa, es el tercero de la trilogía cubana de la editorial del zorrillo, Eggertspiele, comenzada por Cuba, continuada por Havana y con Santiago de Cuba como cierre, siendo el primero y el último del mismo autor, el alemán, experto en mover cubitos (o barriletes) de un lado a otro, Michael Rieneck, con similitudes temáticas entre todos ellos, pero con diferencias notables en cuanto a mecánica, ya que si bien Cuba es un juego "grande" tanto en tamaño, como duración, dificultad y precio, Santiago es mucho mas asequible en todos los sentidos, inclusive al estar publicado en castellano por Ludonova. Además de cargar barcos en la cuba prerrevolucionaria, el amigo Michael es autor de uno de los mejores juegos calidad/precio de la historia, el puteante Palastgeflüster, que en los próximos tiempos veremos publicado en castellano en una nueva versión gráfica.

Lo que si tienen en común los tres títulos es el arte, con el mismo estilo grafico a cargo de... NOTA MENTAL: joer ya llevaba dos reseñas sin tener que nombrarle FIN DE LA NOTA MENTAL... ¡Michael Menzel!, el consagrado, bla bla bla... Bueno, por añadir algo nuevo a la obra de este portento, señalar que en breve y practicamente con una edición que va a abarcar todos los lugares del planeta en los que se juegan juegos modernos, va a salir a la luz  las Leyendas de Andor, el primer (y parece que el último) juego en el que Miguelillo es el autor y por supuesto ilustrador. Por cierto, el diseño de la trilogía cubana en general, me parece exquisito y uno de los mejores trabajos de Mister Menzel..., ahí es nada.

Pasatiempo lúdicomusical, busca las similitudes

Bien, pues Santiago de Cuba (el eurogame numero 3678 en tener nombre de ciudad), nos traslada a una Cuba en la que aún existía el libre mercado, en la que deberemos cargar una serie de mercancias, ya sabeis, barriletes octogonales de colores, según las exigencias (dados de colores) de un mercado pre-bloqueo económico, representado por un barco anclado en el puerto que espera para ser cargado. Para ello, daremos vueltas en coche, al que le tendremos que pagar pesos si queremos que nos lleve un poco mas lejos, que nos acercará a los distintos personajes que pululan por la ciudad y mediante los cuales conseguiremos materias primas, pesos o algún otro beneficio, que a su vez nos permitirán acudir a algunos edificios  en los que conseguiremos otros beneficios, como embarcar sin estar en el puerto, o convertir el azucar en Ron o el tabaco en Puros. Una vez que han pasado 7 barcos, el juego termina y como aún existía la propiedad privada (si no quizá fuera un poco aburrido), el que mas puntos consiga, gana. Todo esto, sumado a algunas peculiaridades y la alta rejugabilidad por el setup aleatorio en cada partida es el juego en si, si te pica la curiosidad, te recomiendo que leas las reglas. 

Pasatiempo lúdico... ¿donde ves tu aquí el ron?
Al ser un juego rápido y como comentaba anteriormente, bastante asequible, lo he jugado en varias ocasiones ultimamente, con todos los números de jugadores que admite y partía con la premisa de que a 2 jugadores, me parece muy bueno, a 3 tiene un peligroso efecto "bucle" de estar obligado a realizar casi las mismas acciones en cada vuelta y a 4 se vuelve bastante incontrolable, teniendo que adaptarte demasiado en cada turno a lo que te queda y no pudiendo establecer una estrategia a largo plazo. Pese a todo, decidí que era otro de los juegos que Milagros debería probar, pero por no enfrentarme face to face contra Milagros, esperé a reunir al Mortal Combo aunque quizá no eligiera el mejor momento, ya que la parte del Mortal Combo que no es Milagros estaba especialmente inapetente ludicamente hablando esa tarde, por lo que una explicación que debería haber durado 5 minutos, se alargó e interrumpió en múltiples ocasiones, aunque al final, conseguimos comenzar la partida... Que parcticamente fue un reflejo de lo que habia sido la explicación, ya que mientras mi señora Suegra, algo tutorizada, y yo manteníamos el interés en el juego, la tercera en discordia pasaba los entreturnos mirando al infinito o quejándose de que este juego, es igual a todos los demás, que siempre es mover cubos y puntuar, etc... (¿tendrá razón?), por lo que la partida cojeó en muchos momentos, incluso interrumpida para preparar algo para merendar, asi que, con los nervios de punta y mordiéndome la lengua, seguimos jugando hasta que el séptimo barco partió... Mientras contábamos los puntos, Milagros dio su veredicto: "Me ha gustado, pero mejor si conociera a los personajes un poco mas", pero claro, plantear una segunda partida con esa motivación no apetecía demasiado... y eso que ganó "ella"


2 comentarios:

  1. Muy buen juego, y otro de los grandes en cuanto a relación calidad/precio. Para mi gusto, un gran acierto de Ludonova.

    Y luego coincido en lo del número de jugadores. a 2 y a 3 es muy buen juego, pero a 4 se vuelve un caos y me parece que flojea bastante.

    Un saludo!

    PD: Voy a hacer de Marco, que creo que lo has tenido por ahí, y te diré... "¡Desactiva el puñetero captcha, hombre!" :P

    ResponderEliminar
  2. Me encanta este juego, me encanta la edición, el precio y que para dos sea la mejor opción para jugar.

    Pues a ver si la suerte te sonríe y te sale un poquito mejor la propuesta la próxima vez. Más gominolas hacen falta (nadie se queja si hay gominolas)

    ResponderEliminar