viernes, 6 de abril de 2012

"El del Safrá y les Pestetes" (a.k.a "Safranito")

Yernos y Nueras, pese a que ultimamente no soy muy amigo de dejarme llevar por el impulso coleccionista/consumista y procuro dejar enfriar el hype antes de decidirme a comprar, he de reconocer que el  juego del que os voy a hablar hoy ha sido una adquisición poco reflexionada motivada por la curiosidad hacia una mecánica diferente, lo bonito de sus componentes y los buenos comentarios de mi buen y risueño amigo Marco. Todo ello sumado a que Milagros ha venido a pasar estos días de asueto a mi casa, lo que quiere decir que podemos jugar a cualquier juego de mi ludoteca (aunque acabaremos jugando a 2 o 3 y posiblemente repetidos), ha provocado que la llegada del paquetito un par de dias antes de su visita me hiciera especial ilusión, mas aún cuando su hija, al ver los componentes del juego, mostrara un inusitado interés en "esejuegotanchulodeloscuencosconespecias", cuando su reacción habitual cuando entra una nueva caja en casa va desde el total desinterés hasta la crítica destructiva, así que la cosa parecía que prometía..., pero no adelantemos acontecimientos y vamos a conocer un poco mas acerca de "Safranito"... 

Aunque podemos encontrar "pestetes" entre los ingredientes de Safranito, ninguno como este...
Este juego, que para mi había pasado desapercibido hasta hace poco mas de una semana, ha salido de la imaginación de Marco Teubner, autor alemán sin un pelo de tonto, que disfrutó durante el año 2003 de la beca "Spiel des Jahres" y que se ha dedicado principalmente al diseño de juegos infantiles, con un buen número de títulos editados por Haba, la edición para niños del Carcassonne y algún título para jugones como por ejemplo "Sutter´s Mill" centrado en la fiebre del oro californiana...

En el apartado gráfico, creo que voy a resumirlo en dos palabras: Michael Menzel. Y es que si bien en la última reseña (curiosamente también de un juego sobre comida y también dibujado por M.M) hablaba de que había empleado un tono cómico lejos de sus mejores diseños, en este caso el tablero es una autentica delicia, representando una mesa con cuencos en los que encontramos las diferentes especias que podemos conseguir..., pero de una manera muuuy bonita, uno de esos tableros que entran por los ojos por su sencillez y que ayudarán a  los evangelizadores lúdicos a conseguir sus objetivos.

Momentos después de esta foto un cliente se quejo de que una ficha numerada había aparecido en su sopa...
En cuanto al juego en sí, nos encontramos frente a uno de esos juegos de compraventa, en este caso de especias (hoy he conocido que para Milagros, las guindillas son "pestetes") de varios tipos de las que se usan en la cocina hindú entre las que encontramos curry, el azafrán que da nombre al juego o las pest... guindillas, y así hasta nueve diferentes, que tendremos que coleccionar para ir haciendo mezclas de tres especias dictadas por cartas que nos darán la victoria si somos el primero que consiga tres... Hasta aquí, nada nuevo, un juego "Set Collection" de manual, pero Safranito es especial porque la manera que tenemos de conseguir las especias es un pequeño juego de habilidad y puntería no exento de puteo, con reminiscencias del Crokinole, el Carrom o la mismísima petanca, ya que cada jugador dispone de un conjunto de seis fichas redondas, con un tacto y peso similar a las del póker, que deberá ir lanzando desde fuera del tablero con la finalidad de comprar y vender las especias sobre las que caen nuestras fichas, que para mas inri, llevan un numero secreto que determinara el precio de compra y venta de cada especia en los diferentes turnos... Sobra decir que con las mismas fichas, puedes desplazar las del contrario (a.k.a "puteo máximo"). Ah! se me olvidaba, entre los cuencos de especias, encontramos unos circulillos mas pequeños que nos permitirán hacer acciones especiales, pero hay que ser bastante bueno para poder usarlas.

  Quizá el "mortal combo" tiene que cambiarse el nombre por el de este grupo de señoritas... 
Aprovechando que la tarde era lluviosa y ha tirado al traste un grandioso plan que me convertía en guía turístico, he sacado el juego a la mesa para darle un tiento con, como no podía ser de otra manera, el mortal combo (que cada vez lo es menos). La primera impresión de Milagros, pese a que no le gustan demasiado las especias, ha sido muy buena, ya que el nombre del juego, no se si por paradojas del destino o porque alguien en Zoch tiene familia en Valencia, es tal y como se pronuncia en valenciano el azafrán, que para mas inri, es de las pocas especias que Milagros tolera. Pues bien, durante la explicación, el goce evangelizador iba en aumento, porque no sólo mostraban interés por el juego, si no que además ambas estaban encantadas por la novedad de una mecánica de habilidad en un juego de estas características, lo que se ha demostrado después durante la partida, en la que ha habido pique del bueno, discusiones de pareja incluidas, por los "involuntarios" desplazamientos de las fichas a zonas inútiles del tablero... Y así hemos seguido hasta completar tres partidas del tirón, con triple empate técnico, pese a que Milagros no ha dejado de repetir que "aixo de la habilidad no se me done bé", pero con los tres supersatisfechos por el descubrimiento de este curioso juego. Tanto que cuando Mónica le ha preguntado a Milagros que puntuación le pondría, ha declarado tajantemente: "un Nueve y medio... y el medio que le quito es porque aixo de la habilidad no se me done bé." 

11 comentarios:

  1. No, si al final me convenceis entre unos y otros. Os recontraodio!!

    La reseña hilarante, muy agradable de leer. Suerte que la has pìllado de buenas, si es que cuando los astros se alinean...

    ResponderEliminar
  2. Muy grande la sesión lúdica.

    Milagros está hecha una máquina. Juega a juegos de todos los estilos...

    Y nada, vosotros seguís con el hype.

    Me vais a arruinar, malditos!!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. No puede ser!!!!

    ¿Donde dijiste que se compraba?????
    Estoy ya en la cuerda floja con este juego, me alegro que le haya gustado a tu familia.

    Un saludo chemo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me ha adelantado mi tocayo, pero hoy por hoy lo mas barato es amazon.es...

      Saludos

      Eliminar
  4. Amazon.es xDD

    Este lo descubrimos por aquí abajo hace un mes o así, y de ahí pasó a Marco, de marco aquí y sigue el Hype! xD

    A mi me parece todo un juegazo; divertido, con pique y puteo a punta pala y muy original. Para mi gusto merece la pena tenerlo en la ludoteca ;D

    A Zona Lúdica me lo llevo!

    ResponderEliminar
  5. Me alegro chemo de que te haya gustado. Pero yo estoy notando algo por esta latitud: se me está quemando el jueguito. Creo que el problema es que tiene tan poca estrategia que al final gana el que menos te esperas. No es como el Ascending, que tienes que tomar muchas decisiones importantes. Este es más tontuno, y quizá tras varias partidas te cansas de él, no sé...

    Estoy pensando en lanzarlo en la próxima Mathtrade...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Después de lo que me has hecho hacer me dices esto?

      Pues claro que es un juego "tontuno", pero precisamente eso es lo que lo hace especial... eso sí, si lo juegas a diario, seguro que acaba cansando, pero es que incluso el Puerto Rico cansaría ¿no?

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Jajaja, buenísima la foto de la cocina con el tablero!

    Menudo furor está causando el juego!

    ResponderEliminar
  7. gran reseña. Por cierto, te he mencionado en los Premios Liebster

    ResponderEliminar
  8. puedes ver el enlace aquí, que se me olvidaba:

    http://tierrasdenarghai.blogspot.com.es/2012/04/mencion-en-los-premios-liebster.html

    Un saludo,
    Marc

    ResponderEliminar