lunes, 13 de febrero de 2012

Destematizando a Milagros: 5 juegos abstractos para jugar con tu Suegra

Yernos y Nueras, lo reconozco, no soy muy amigo de los juegos abstractos ya que necesito, aunque sea pegado, un tema para favorecer la inmersión lúdica y poder contagiar el entusiasmo a Milagros a la hora de explicar un juego. Sin embargo, en ocasiones te encuentras con algunas joyas abstractas que pueden ser jugadas   por tu mama política sin temor a que un bonito tema tenga tras su apariencia un juego mediocre o directamente malo, ya que aquí es 100% mecánica. Otro de los handicaps es que habitualmente son para dos jugadores y  no es una modalidad que nos guste demasiado.  Pese a que no son muchos a los que he jugado con Milagros, haciendo memoria han sido bastantes y hay algunos que le han gustado especialmente... Os dejo con ellos.


Y como la excepción confirma la regla, empiezo este paseo por los juegos abstractos hablando de uno al que pueden jugar hasta cuatro jugadores y que me atrevo a denominar como la obra maestra abstracta de Herr Doctor, Reiner Knizia, o al menos, el juego al que los editores no le han tenido que buscar ningún tema, algo a los que nos tienen acostumbrados con los juegos de este autor. En lo que no difiere es en las multiples  versiones  que se han sacado basadas en la misma mecánica. Resumiendo, grandioso juego de colocación de losetas con doble hexágono y con una puntuación al mas puro estilo Knizia que no dejó indiferente a Milagros y al que solemos jugar a menudo.


¿Y que tiene que ver un antiquísimo juego africano con las hueveras?, pues practicamente todo, ya que el primer Mancala al que jugué, estaba compuesto por una huevera de 6x2 y un puñado de Judías secas, procedente de unos talleres sobre juegos con material reciclado realizados por una oenegé. Tiempo después descubrí los bonitos tableros de maderas nobles y piedras de colores, pero cada vez que he jugado al Mancala ha sido aprovechando una huevera y judías, garbanzos o lo que tuviera a mano en ese momento. Este es uno de esos juegos que te atrapan, que se aprende en un minuto, pero que es muy difícil de dominar y que gracias al invento de la huevera, mas he jugado con Milagros. Un juego apasionante y con una variabilidad tremenda, que nos ha hecho disfrutar de grandes partidas, pese a que lo tenemos dejado un poco de lado... Si tienes huevos, comételos y pruebalo


Uno de los juegos que mas me llamó la atención de entre los finalistas de Granollers 2008, fue este pequeño entretenimiento abstracto, obra de Viktor Bautista, autor catalán gran aficionado al Mancala y que con un par de reglas y muy pocos materiales, se sacó un jueguecillo de lo mas resultón y que cabe en un bolsillo. Durante las navidades del 2008, "fabrique" una veintena con muy poco dinero y lo regalé a Ortega Cano y Marilin Manson (a.k.a "Diestro y Siniestro") y como no poda ser menos, uno a Milagros, que quedo maravillada... pese a que jugamos muy pocas partidas. Muy recomendable para jugar tomando un café o en cualquier lugar de espera.


Jhon Yianni creó hace mas de 10 años uno de los mejores juegos abstractos que existen en la actualidad y que apasiona a todo tipo de jugones. En él, tenemos que dejar a la abeja reina del contrario rodeada mediante el uso de distintos insectos cada uno con unas características de movimiento diferentes. Además de ser un gran juego, las piezas de baquelita ayudan, y mucho, a que los neófitos quieran jugar a este juego de estrategias rebuscadas y con una duración variable entre 5 minutos y 2 horas... Quizá al que menos haya jugado con Milagros, ya que se lo agenciaban Madre e Hija (a.k.a "Mortal Combo") y me dejaban a mi apartado, teniendome en cuenta sólo cuando tenían dudas sobre alguna regla. Imprescindible.

"El de las bolas negras y blancas" (a.k.a"Abalone")

Otro de esos juegos abstractos imprescindibles, con cuatro reglas pero una gran variedad de estrategias y que conocí hace ya mas de 20 años, cuando era un imberbe estudiante de instituto con un profesor friki (aunque eaún no se habia acuñado el término friki) y al que jugué hasta la saciedad en recreos y tiempos muertos, incluso en el autobús del viaje de fin de estudios... Y que desapareció de mi vida hasta que hace unos años en un viaje por las Europas, lo vi en el escaparate de una libreria en Praga. Teniendo en cuenta que esto fue antes de que volviera a reconciliarme con el mundo de los juegos y que a mi señora, aún no le daban tirria y este en concreto, le encantó, os podéis suponer que lo jugamos hasta la saciedad, incluso con mi suegra mucho antes de que se acuñara el término "ludicosuegril"

8 comentarios:

  1. Estupenda entrada, no sabia que tambien el tema de los juegos abstractos le iban a la señora Milagros, ademas juegos como el Hive y el Abalone que tengo yo me resultan dificiles de sacar con mis amigos, asi que me ha sorprendido que hayan funcionado ludicosuegrilmente.
    Seguid asi de jugones!

    ResponderEliminar
  2. Chemo, prueba el Cookie Disco. Es del estilo. :D

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la lista. La verdad es que los que he probado de la lista son juegos que no te cansas. A mi los abstractos me gusta jugarlos con un café y unas galletas. No se porque. O un té, por si nos sentimos un poquito más elegantes.

    ResponderEliminar
  4. A mí también me sorprende que los hayas jugado con Milagros. ¡Qué suerte!

    A mí el Hive también me parece un gran juego, de rejugabilidad infinita, tan sesudo como uno quiera jugarlo.

    La pena es no haber jugado al Mancala ese, que sólo lo conozco por el jueguillo ese del Trajano...

    ResponderEliminar
  5. Estaba buscando juegos que se pudieran jugar con los componentes del Zertz, le echaré un tiento a ese Nonaga.

    ResponderEliminar
  6. Gran selección de abstractos, sí señor. Tengo que incarle el diente al Nonaga de bolsillo.

    ResponderEliminar
  7. Ey, como sabías que el nonaga, en realidad, se llama "el de las arandelas"? Bueno, en realidad, "el de les anelles". El nombre se lo puse cuando un editor me preguntó cómo se llamaba, le dije que no tenía nombre, y me respondió que entonces era un "NO NAme GAme".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Viktor, en realidad no sabia el nombre, si no que es el nombre con el que Milagros rebautizo a Nonaga, por cierto, muy curiosa la historia del nombre...

      Un placer leerte por aqui

      Eliminar