lunes, 28 de noviembre de 2011

Gaming sin my Suegra: Un dia en las JESTA

Yernos y Nueras, como os contaba hace unos dias, ayer estuve pasando el dia en las JESTA en Quart de Poblet, unas jornadas que ya van por su quinta edición y que era la primera vez que visitaba, aunque visto lo visto ayer, me arrepiento de no haber aucudido a las otras cuatro anteriores, porque creo que con los medios y los recursos que tenia la organización, mejor, no se puede hacer... Pero empecemos por el principio.

Con un poco de retraso a lo que me había propuesto y gracias al tontón, que hizo honor a su nombre y nos hizo perdernos al amigo Iván y mi y andar dando hasta 4 vueltas a la misma rotonda, llegamos al Centro de Información Juvenil Quart Jove, lugar que acogía durante todo el fin de semana las jornadas y que pese a su amplio tamaño, la distribución de las salas en cuatro plantas diferentes, hizo que no fuera consciente del número de gente allí congregada hasta que no vi la acreditación 300 en el pecho de uno de los participantes, pese a lo cual se quedó pequeño por la tarde, cuando había no una, sino varias, partidas en el suelo. Aunque varias horas antes de que esto sucediera, como iba contando, llegamos al recinto y lo primero que nos esperaba a los preinscritos, era un pack de bienvenida formado por una camiseta, una bolsa de tela portajuegos, tres chapas (de JESTA, de juegos o con motivos lúdicos hilarantes), algunos descuentos promocionales y un vale para comida y café, todo esto por 12€ ¿se puede dar mas por menos? pues si, porque además el pack incluía un billete de 500 de las antiguas  Jesetas y varios pasaportes de la república lúdica JESTA. Pasaportes de varias editoriales y uno general de las JESTA en el que se nos proponía una serie de actividades para ir sellando, desde jugar a un juego concreto de una editorial, pasando por participar en un torneo (que había un montón) hasta, y aquí hay que agradecer a la organización que se acuerde de los autores amateurs, probar un prototipo. ¿Y que conseguiamos con ello?, pues acumular jesetas para el sorteo de por la tarde...


Tras recibir el pack, momento de reencuentros con los habituales de los saraos levantinos, echar un vistazo a las últimas novedades en la "paraeta" de Punisher y buscar un sitio para jugar unas partidillas antes de comer, que acabamos encontrando en la planta de arriba, pues dos horas después de abrir las puertas, ya tenia cierta dificultad encontrar mesa. Una vez acomodados, partida al Sopamanía del amigo Marc Fresquet, un party de palabras en el que uno de los jugadores ha de montar una sopa de letras de 6x6 en un tiempo limitado y con un tema decidido por los dados, una muy buena idea y un juego resultón y divertido, especialmente pensado para los amantes de los juegos con palabras. Tras la partida y mientras esperábamos que nuestros compañeros de comida terminaran un Feudalia que se jugaba en la mesa de al lado, jugamos un Banjooli Xeet en su penúltima versión, que dejó buen sabor de boca y dejó claro que la casilla vórtice es un buen aliciente para meter un poco (mas) de caos en el juego. Terminadas las dos paridas, nos fuimos al Casino de Quart donde la organización habia organizado el tema de los bocatas, muy buenos, por cierto.

No, no quiero volver a provocar ataques epilépticos, si no haceros partícipes del influjo del vórtice
Tras una comida en la que hablamos de geografía aragonesa, de juegos, de setas y de juegos con setas, volvimos a darle caña a los juegos y probamos uno de los que se está hablando últimamente y que tenía en el punto de mira, la última novedad polaca: Drako, que pese a lo bonito de sus ilustraciones, sus preciosas figuras, su sencillez y su corta duración, me deja un poco frío, vamos que gracias  a su sobreproducción extrema y su ¿original? mecánica, creo que abre un nuevo tipo de juego, los Polacotrash... Bien para pasar un rato, pero con las características de este juego, se me ocurren unos cuantos que me gustan mas.

La zona de entrada que había estado ocupada por una horda de niñ@s  jugones, se convirtió por la tarde en la zona de prototipos (aunque las limitaciones de espacio hicieron que al final allí se jugara de todo) y a ello me dediqué en las siguientes horas, probando otro juego del amigo Marc, El Juicio, en el que se se entremezclan dos ideas muy interesantes de puzzle y juego deductivo, en dos fases muy diferenciadas que lo mismo servirían para hacer dos juegos independientes. Por mi parte y gracias a que mi ordenador se puso en huelga de encendido la semana pasada, no puede probar ningún proto nuevo, pero si jugar un Papua con los chicos de Asylum en el que se introdujeron algunos cambios para que el juego recupere la agonía que le caracterizaba en un principio y que dejó muy buen sabor de boca en los tres personajes que jugamos la partida, lo que se tradujo también en una puntuación apretadísima, en la que los dos primeros empatamos y el otro jugador quedó a solo 6 puntos (68, 68 y 62), ganando por el desempate de los puntos de fatiga el menda lerenda. Y además del Papua y tras otra de las miles de salidas a echar humo, un par de partidas al Banjooli con David y Maria Angeles (a.k.a Locusludi), proto que, como no podía ser menos, les regale tras terminar de jugar por lo buena gente que son y el apoyo recibido por su parte desde el minuto 0 con las Camisuegras Solidarias. Disfrutad el proto, cracks.


Un buen puñado de las antiguas Jesetas



Y a todo esto llegó la hora de ilusionarnos en el sorteo y para ello iba pertrechado con un buen numero de billetes de 500 Jesetas cada cual con su número para poder conseguir alguno de los juegos, preorders o vinilos que se sorteaban..., pero se quedó en eso, en ilusión, menos mal que para quitarme la espinita acumulacionista, me había pillado un Catan de cartas bien aconsejado y por lo que he leído en las reglas, parece ser un juego majete, veremos que dice Milagros... Y así llegamos a la hora de cenar, tras algunas conversaciones más y antes de volverme para Castellón, un par de partidas a un juego que no me llamaba la atención, pero que al final me pareció divertido, King of Tokyo, interrumpida por una entrevistadora del Canal 9...

Desde aquí, dar las gracias a la organización por la currada que supone estas jornadas y desear que los planes de hacer algo mas gordo salgan adelante y las JESTA se conviertan en un referente lúdico en la zona de Levante, por mi parte me ha parecido un planteamiento de jornadas muy original y viendo los últimos eventos ludicos, en el que siempre me encuentro a gente jugando por el suelo, siento que algo esta cambiando... También un saludo a todos aquellos con los que crucé algunas palabras o compartí algún momento, pero que para no dejarme a nadie y quedar mal, no voy a enumerar aquí... vosotros sabéis quien sois ;).

5 comentarios:

  1. Que currada y bien pensado los pases y los jesetas, se nota que hay muchas experiencia acumulada.

    Los protos Feudalia, Papua están en todas las ferias y jornadas, a ver si este año 2012 son buenos para ellos :).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Excelente reseña, como siempre! (y muy bueno el cuadrito vorticista, haciendo honor al efecto que provoca en el juego)

    Nos vemos!

    ResponderEliminar
  3. uy, geografía aragonesa... ese tema puede levantar ampollas!

    ResponderEliminar
  4. Gran reseña!!

    Muy buenas jornadas. Esperando ya las próximas :D

    ResponderEliminar
  5. Saca las cartas, tira los dados, vamos a jugar en las Jesta...
    (aunque esta ve no matamos a Wu Feng XD)

    ResponderEliminar