sábado, 26 de marzo de 2011

"Los Barcos y las Islas" (a.k.a "Meuterer")

Dado que ultimamente juego tan pocas veces con mi Suegra, esto pensando tomar alguna medida drástica en relación a la continuidad de este blog, entre las que barajo: a) Dejar de escribir el blog, hasta que mi hija sea lo suficiente mayor como para tener novio y engañarlo para escribir "Gaming with my Yerno". b) Dejar a mi novia, emigrar a Alemania, descubrir si Doris y Frank tienen alguna hija en edad de merecer, enamorarla  con mis encantos y continuar con "Gaming with my Suegra 2.0"...

Mientras me decido por alguna de las posibilidades voy a tirar de disco duro para hablar de juegos a los que jugamos hace algún tiempo y que por alguna razón (en parte por snobismo lúdico, en parte por que  no ha calado lo suficiente) no hemos repetido demasiadas veces. En espera de que todo vuelva a la normalidad, en esta ocasión os voy a hablar de uno de mis juegos preferidos y con una relación calidad/precio inmejorable, el pequeño, pero grande a la vez "Meuterer".

Meuterer (Amotinado, en spanglish), es un juego de cartas del jovencisimo (nacimos el mismo año) a la par que gafapasta autor  Marcel-André Casasola Merkle, que desde bien jovencito (mas aún), empezó a diseñar juegos y lo más complicado, a ser editado, ya que a la tierna edad de 20 años ya había publicado su primer juego "Elements" del que si os soy sincero, no se absolutamente nada... Aunque un año más tarde, apareció el que seria el juego que  le dio a conocer al gran público Verräter (Traidor, en portuñol) y que fue incluso propuesto para el SdJ en 1999, además de ser el predecesor del juego que nos ocupa hoy. En ambos juegos, el autor usa la técnica de Juan Palomo, ya que ademas de diseñar la mecánica, es el encargado de toda la parte grafica... Años después ha seguido publicando juegos de muy diversa índole entre los que podemos destacar Attika o el preciosista Taluva, con éxito dispar sobre todo entre los jugones, que quizá esperaban algo mas de él...

Por unos problemas de Copyright, esta portada para Verräter tuvo que ser retirada.
Pues bien apenas dos años después de la aparición de Verräter (nunca habia escrito la "ä" tantas veces como en este rato), el amigo Marcel dió una vuelta de tuerca a su anterior juego, para localizarlo en un barco y hacer un nuevo juego que mejoraba lo anterior... Todo esto, teniendo en cuenta que Bruno Faidutti,  reconoció que se había inspirado en Verräter para la mecánica de selección de roles del archiconocido "Ciudadelas" no es ninguna tontería... En cualquier caso, inspiraciones y espiraciones aparte, Meuterer es un juego mas divertido y mas elaborado que su predecesor y lo digo a ciencia cierta..., porque me lo han contado. Ambos juegos fueron publicados por la editorial alemana especializada en juegos de cartas para todo tipo de públicos "Adlung Spiele", responsable de títulos como el inclasificable "Ebbe & Flut", el juego de puteo por excelencia "Palastgeflüster" o la cotizadisima version de cartas del San Marco "Canal Grande", ademas de un montón mas de juegos, pero siempre, en formato baraja y a unos precios increibles...

Para empezar a hablar un poco mas del juego en cuestión, hay una comparación que me gusta hacer y es que, si San Petesburgo es un juego de cartas con tablero, Meuterer es un juego de Tablero con cartas, ya que las sensaciones que nos reporta al jugarlo, son mas próximas a lo que sentimos jugando a un juego de tablero que a lo que podemos esperar de un juego única y exclusivamente compuesto de cartas. Y es que para empezar, en el set up del juego, tenemos 12 cartas con islas a las que podemos viajar con nuestro barco (bueno, con el del capitán) y que se distribuyen formando un circulo en la mesa por el que tendremos que ir viajando alrededor, eligiendo diferentes destinos en cada turno dependiendo de quien sea el capitán en ese momento o de quien sea el amotinado (siempre y cuando el motín triunfe). Además, en cada isla podremos comerciar con diferentes mercancías, que son lo que nos encontraremos en la mayoría del resto de las cartas con las que jugaremos, a excepción de unas pocas que llevan unos sables cruzados y que nos servirán para apoyar al capitán o al amotinado (y el que lo consiga se llevara a su vez unos jugosos puntos de victoria). En cada turno pues, podremos elegir entre apoyar al capitán, amotinarnos, comerciar cual fenicio mejor que ninguno, según el rol que decidamos usar. Y todo esto en 8 o 9 turnos según el numero de jugadores... si por si esto fuera poco , el juego viene con la expansión del Barco Pirata que le mete mucha mas miga y puteo al juego.
Si Fantasy Flight hubiese editado Meuterer, este seria el barco pirata.
Pues bien, aunque hace ya algún tiempo que jugamos nuestra partida, recuerdo bastante bien lo que ocurrió, y es que fue una de esas primeras veces en que el "Mortal Combo" se unió sin piedad contra mí...
Para empezar, debo aclarar que jugamos a 3 y por aquel entonces (ya que era mi primera partida), no sabia que Meuterer era un juego única y exclusivamente para 4 jugadores, ya que se puede jugar a 3, pero puede ocurrir algo parecido a que no te dejen hacer tu juego en ningún momento, que fue lo que me ocurrió a mi. Y es que fue explicar el juego, y pese a que se esperaban otro tipo de juego por ser de cartas, tanto la madre como la hija pillaron a la primera la dinámica (aunque con el tiempo me di cuenta de que habíamos cometido algún error, pero el resultado hubiera sido el mismo... ¡Ataquemos al Pringao!). Así que una vez que comenzamos el juego, no hubo respiro, ya que pude ser una sola vez el capitán a lo largo de toda la partida, aunque intente amotinarme alguna vez SIEMPRE se apoyaban entre si para que el timón no llegara a mis manos, incluso cuando se produjo algún motín entre ellas, yo tonto de mi cogía el personaje de comerciar... y así me fue. La primera conclusión que saque es que a 3 algo fallaba en ese juego; la segunda que no iba a jugar a mas juegos con enfrentamientos tan directos (cosa que he incumplido, masoquista que es uno); la tercera... no me acuerdo. Pero si que me acuerdo de la conclusión del Mortal Combo, ya que esta vez no opino solo mi Suegra... y es que les había parecido un juego un poco soso.... ¿¡!?.
Esperemos que Marcel saque otro gran juego proximamente... (Con todo el cariño, respeto y admiración del mundo, pero es que no podía resistirme)

2 comentarios:

  1. Aún sin las aportaciones suegriles, tus contenidos son genialidades...si el combo que mencionas se retira, no lo hagas tú del blog, el cual reviso semanalmente para divertirme y empaparme!!!
    Banjoli descardado y disfrutado, frlicidades!!

    ResponderEliminar
  2. Otro juego que yo no podría sacar con mi suegra por ser muy dificil de aprehender para ella. Qué jugona que es tu suegra...

    ResponderEliminar