lunes, 6 de diciembre de 2010

Gaming sin my Suegra: Lo que recuerdo de "Ayudar Jugando"

Como os comentaba hace unos días, este fin de semana he estado en las jornadas "Ayudar Jugando" que se han celebrado en Barcelona... y aunque por algunos motivos no he podido hacer todo lo que me había propuesto, ni estar todo el tiempo que quisiera, vuelvo satisfecho con lo vivido allí, que mas o menos y si la memoria no me falla, paso a contaros...

El viernes (si ya se las jornadas empezaban el sábado), llegaba pronto a Barcelona, tan pronto que los dueños de la casa donde estoy pasando estos días no iban a estar, así que aproveche ese tiempo para hacer una visita a Alfred y Jordi en JugarXJugar, todo un referente de las tiendas físicas (y ahora también online) en la ciudad condal y compartir un rato de charla, juegos y potenciar mi (poco) snobismo lúdico, comprándome el juego mas "in" de la temporada Otoño-Invierno 2010. Además en ese ratillo nos dio tiempo de jugar un Famiglia, que me pareció un entretenido juego de cartas para 2 y en el que Alfred me mantuvo a raya desde el principio con un matón ruso que me dejo magulladisimo durante toda la partida y una partidilla al Jaipur, el juego que hoy por hoy siempre va conmigo y para el que siempre es buen momento jugar. Si no lo has probado aún, aprovecha que lo están reimprimiendo y llega pronto... Desde aquí recomendaros que si pasáis por Barcelona vayáis a La Sagrada Familia y en el camino hacia Sant Pau, hagáis una parada obligatoria en el numero  39 de la Avda Gaudí.

El Sábado comenzaban las jornadas y para no perder el tiempo había quedado con Chechu y Javi (un placer conoceros en persona), con varias cosas en mente para hacer a lo largo del día, pensábamos que llegábamos tarde, pero cuando entramos en el Casinet, una horda de jugones esperaba ansiosa la apertura de puertas, para pillar mesa (pensé yo, iluso de mi), pero no... ¡Es que abría la tienda solidaria!


¡Ese Chicago Express va aser mio cueste lo que cueste!
Tras comprobar que las mesas (en ese momento) no estaban tan cotizadas como pensábamos, hicimos una pequeña partida de Zirkus con el prototipo mas cutre del mundo (mas aun porque se me olvidó quitar alguna carta inservible), pero que sirvió para ver como es la dinámica del juego y en la que Comet hizo una propuesta muy interesante que tengo que probar y que pienso que le dará un punto mas estratégico al juego... En ello estábamos cuando apareció Pol y como habíamos copado la partida matutina de Naufragos nos fuimos a una de las salas pequeñas para estar un poco mas "aislados"... (si, intentaba hacer una fina metáfora)

Mi intención era, además de disfrutar jugándolo, comprobar los cambios sufridos en el juego desde la versión que jugamos en "Hominidos", una partida en la que el mayor handicap del juego a mi entender, era su larga duración, pero parece que se estaba trabajando en ello (podéis seguir el desarrollo del juego aqui) ... Pues bien, tras la pertinente explicación Pol nos estuvo tutorizando durante las primeras rondas además de hacer de narrador de los sucesos que iban acaeciendo, pero llego un momento en el que nos dejó solos en la isla... y la liamos parda. No me refiero a las puñaladas, la desconfianza, la paranoia, las secuelas, etc..., no. Me refiero que a la que llevabamos 2 horas y media de partida, tuvimos la sensacion de que no íbamos a acabar nunca, ya que ni siquiera llegamos a empezar el segundo montón de cartas..., y es que habíamos estado aplicando dos de las mas importantes reglas del juego mal, por lo que era imposible que hubiéramos llegado al promontorio aunque hubiéramos llevado a cabo 56 expediciones, y es que no se nos puede dejar solos. Así que mi gozo en un pozo, tendré que esperar al preorder para volver a jugarlo, esta vez en condiciones y sentir las sensaciones que deja el juego, que de primeras, y sin ser el tipo de juego que mas me guste, son buenas. Aunque creo que será difícil jugarlo con Milagros (no os olvideis que yo aqui he venido a hablar de mi Suegra)

Extenuados por tanta expedición en vano, nos fuimos a comer y a la vuelta llego uno de los momentos que llevaba esperando mas tiempo y es que íbamos a jugar al Papua, el equipo Blac Swan/ Green Dog se reunia por primera vez, para jugar juntos a su creación... La partida fue muy interesante y demostró como hay diferentes maneras de llegar a la victoria, aunque  quien ganó fue el que consiguió el objetivo principal del juego, descubrir el mayor numero de especies animales, en cualquier caso, la diferencia de puntos entre el ganador (el único de los 4 que no sabia nada del juego antes de empezar la partida)  y el último clasificado (ejem, yo), fue sólo de 9 puntos, por lo que creo comprobamos que pese a tener unos primeros turnos malos, puedes adaptar tu estrategia durante la partida... incluso cuando tu grupo de científicos no haga mas que enfermar y perderse en la selva. Por lo demás, consideramos unos pequeños retoques en algunas cartas de cuaderno de campo y hacer las desgracias/accidentes un poco mas suaves, sin perder el punto "agónico" que pretendemos conseguir. En cualquier caso y pese a haber perdido, pienso que nos podemos dar por satisfechos con el juego.




En Papua están así de ansiosos por probar el juego...


Tras la partida de Papúa un rato en stand by de juegos, aprovechar para saludar gente y charlar un rato, una partidilla al Jaipur y acudir a la presentación de la Expansión solidaria de "El mercado Azteca", en la que se incluye "El Mercado Negro", una de las losetas que diseñe para el concurso y que fue seleccionada para su edición. La verdad es que fue un acto bastante descafeinado en una de las salas pequeñas, limitandose al torneo y una conversacion entre los allí presentes, entre los que por cierto, eramos mayoria de maños, gente de la Granja de Gandalf y de "Ojo al Dado" aunque no nos conocíamos (pero tenemos una partida pendiente al Politburó)... Además sólo pude llevar una loseta de la Diosa Suegra y no entró como premio del torneo, pero que por méritos propios entregué a la persona que mas publicidad le ha hecho a la expansion.

En esta que volví al Salón grande, otra partidilla con Perepau al Jaipur (siempre es un buen momento), para hacer tiempo hasta empezar un 21 motines, pero fue una partida "interruptus", ya que tenia otros compromisos y tuve que marcharme.

El domingo madrugué menos, pero gracias a mis compromisos tenia una resaca bastante considerable (nota mental: ultima vez que me propongo acudir a jugar de resaca... ULTIMA), por lo que estuve bastante espeso durante la partida al "Star Conquest" del amigo Wkr... Tiene guasa que vivamos en la misma ciudad, lleváramos mas de 6 meses sin vernos ni jugar y tengamos que encontrarnos aquí... (ver epilogo). Que pese a mi espesor me pareció un juego muy elegante en cuanto a su mecanica, con un tema apropiado y muy bien resuelto, con muchas posibilidades durante cada turno y elementos originales, como el veto de diplomaticos según lo bueno o malo, que hayas sido en tu turno... me quedo con ganas de probarlo a 3. Así que ya sabes, si te sobran unas cuantas naves del Twilight Imperium y tienes ganas de imprimir y jugar, no puede faltar en tu colección.

Entre tantas, dolor de cabeza, sueño y malestar general, así que decidí irme a descansar a casa de mis anfitriones, pese a que tuve que dejar una café pendiente con Allué para la próxima visita a Barcelona...

Esta va a ser la única forma en la que voy a mezclar juegos y alcohol a partir de ahora...

Como conclusión, decir que además de los juegos, lo mejor ha sido encontrarme con gente del hobby y  las conversaciones, algunas mas largas, otras poco mas que un saludo y otras que nos quedan pendientes... Y a modo de reflexión, decir que casi todo lo que he jugado han sido prototipos..., si jugar solo a juegos que han salido hace menos de un año es snob, ¿Jugar a juegos no publicados es ultrasnob?


EPILOGO

Esto eran dos maños a los que les unía su pasión por crear y jugar a juegos de mesa, tras la paternidad de uno de ellos pasan unos meses sin verse, pero se encuentran en unas jornadas... Tras compartir conversaciones y partidas, se despiden hasta la próxima en Zaragoza y separan sus caminos...
Unas 8 horas después el destino quiere que se encuentren en uno de los 20000 bares que debe haber en Barcelona...

6 comentarios:

  1. Sr. Chemoco, un placer conocerte en persona a ti también... la primera pero seguro que no la última ocasión de estar en la misma mesa jugando (a prototipos, aunque seamos ultrasnobs de la muelte divínarl).

    Quizá esos protos serán juegos y seremos simplemente snobs... quizá esos juegos sean clásicos y seamos hijos de Knizia (esto parece más un insulto que otra cosa). XD

    Aquellos polvos trajeron estos lodos...

    ResponderEliminar
  2. jejeje ese Rouge Bar. Esta claro que lo bueno es siempre dos veces bueno. :D

    PD. A ver si te curras una reseña de mi Star Conquest. Si recuerdas algo, claro. :D

    ResponderEliminar
  3. Buenas Chemo!

    Completa crónica de las jornadas, y un placer haber coincidido (aunque brevemente) en ellas.

    Esa partida de Politburó queda pendiente para cuando queráis. De hecho, tengo una copia del juego lista esperando para probarla. El juego es de 3 a 5 jugadores, así que si se animan Seda y WKR podríamos jugar. ¡Ya diréis! ;)

    un saludo!
    Noe

    ResponderEliminar
  4. Está claro que a ese Politburó hay que meterle mano!
    Chemo, tú pones la fecha que eres el más restringido (parece que te estoy llamando tonto o lago parecido).

    Por cierto, ya he visto tu caricatura de chechu!

    ResponderEliminar
  5. Noe, cuando os venga bien. Como le dije a Orkatz a mi avisando con tiempo puedo jugar cualquier tarde. Salgo de currar a las 5.

    Y sobre el esnobismo lúdico acabo de escribir una entrada en mi blog.

    ResponderEliminar
  6. Hola a todos!!!

    Pues si, como dice seda soy el mas restringido, ja ja! Y hasta el año que viene me parece que no va a poder ser, estoy en y volveré a Zaragoza pero para currar.

    Aun tendremos que quedar algun dia a jugar en la radio ;)

    Saludos a tod@s

    ResponderEliminar