domingo, 5 de septiembre de 2010

"El de las Cartas Grandes y los Conillets" : (a.k.a "Dixit") la Rerreseña

Aqui estoy de vuelta a este pequeño rincón de ludofilia que tan abandonado he tenido este verano. Y no es que no haya tenido tiempo de escribir por estar haciendo un viaje maravilloso en la otra punta del mundo del cual guarde buenisimos recuerdos y un millar de preciosas fotos con las que recordar aquellos maravillosos dias así como la gratificante experiencia de conocer nuevas culturas... NO. En mi caso ha sido en gran parte por vagueza (con los calores baja el biorritmo de cualquiera), en otra parte por estar metido en una post-mudanza en la que he hecho tantos viajes al IKEA que ya me saludaban al entrar y por ultimo y en mayor relación con el Blog, es que he jugado muy, pero que muy poco con mi Suegra..., sin olvidar esas partidillas de Canasta obligatorias y algunas partidas al Dixit, el multipremiado juego que tiene el honor de haber ganado el Spiel des Suegras 2010...

 ¿Quien dijo que las segundas oprtunidades no eran buenas?

Para cualquiera que haya seguido minimamente el Blog, recordareis (y si no ya os lo recuerdo yo), que el juego en cuestión no triunfó demasiado en las primeras partidas que jugué con Milagros, y eso que que venia avalado por un montón de buenas criticas y premios (por aquel entonces era un simple nominado al SdJ), pero nos quedo un regustillo agridulce. Pues bien, tras la salida de la secuela con el original nombre de Dixit 2 y motivado por poder seguir jugando en alguna sobremesa con amigos, compré este nuevo mazo de imagenes surrealistas.

Pues bien, como hago siempre que llega un pedido de juegos, se lo enseño a mi amor con la esperanza de que algun juego despierte su curiosidad, y en este caso sabia que jugaba sobre seguro, ya que Dixit le encanta... y le encanta tanto que aún a sabiendas de que a su madre no le habia gustado demasiado, insistió en meterlo en la caja de juegos que siempre que llevamos en el coche (cada vez mas pequeña, eso si) cuando vamos a pasar unos dias en casa de mis Suegros.
No se si fue la insistencia de su hija en volver a jugar (cuanto tengo que aprender de ella) o que, pero volvimos a probar a jugar de nuevo y la experiencia fue completamente diferente e interesada, haciendo que Dixit haya pasado a ser uno de los juegos preferidos de mi suegra lo que me hace preguntarme si leerá el blog a escondidas y se sintió atacada cuando un juego que en un principio no le gustaba ganó el Spiel des Suegras. Así que en las pocas ocasiones que hemos podido jugar este verano y bien aconsejada por su hija... NO HEMOS JUGADO A OTRA COSA  (y vamos no es que no me guste el juego, pero esperaba algo mas de este verano)

Hasta aqui la rerreseña, os prometo reseñas de otros juegos (casualmente olvide el Dixit en casa en mi ultimo viaje...)

Pd- ¿os habeis dado cuenta de que todas las cartas del juego encajan en la descripcion "Nada es lo que parece"?

1 comentario:

  1. Yo antes lo usaba para introducir a la gente en el mundillo, hasta que me cansé de quedar el último. ¡Si es que soy demasiado rebuscado! Yo creo que quizá con algunas cervezas encima y después de haber jugado un "Through The Ages" el juego ganará enteros. Si no, veo difícil que salga de mí sacarlo a mesa. Aunque reconozco y entiendo que a la gente le guste, por su originalidad y sencillez (para algunos, porque mi novia no puede con él...).

    ResponderEliminar