lunes, 12 de abril de 2010

"El del Zoo" (a.k.a "Zooloretto")

Uno de los primeros juegos que adquirí en mi vuelta al mundo de los juegos tras unos años de Rock and Roll (el sexo y las drogas eran para los demas), fue Zooloretto, el hecho de que llevara impreso el peón rojo que a su vez llevaban dos de mis juegos preferidos por aquel entonces (cualquiera que se haya gastado mas de 300€ en juegos sabrá de cuales hablo) hizo que me decidiera por este y no por otros en mi primer pedido a una de las mejores tiendas on-line de nuestro pais (cualquiera que se haya gastado mas de 300€ en juegos sabrá de cual hablo)..., como anécdota decir que el juego llegó con mas de 20 dias de retraso, y lo que iban a ser unas navidades de estrenar juegos, se convirtieron en un post reyes pensando en cuando iba a estrenarlos... 
Aquel peón rojo SdJ 2007 y la bonita portada con un panda (¿que desalmado puede resistirse a un oso panda?) me hacian sentir que era un juego ideal para jugar con la familia (politica) y no me confundía.






Por aquel entonces, no sabia demasiado de Michael Schacht, un alemán con cara de buena persona con mas de 50 juegos publicados a sus espaldas y que, pese a no ser uno de mis autores favoritos, reconozco que tiene algunas  pequeñas joyas, pero tambien muchos juegos sobrevalorados e incluso bodrios soporiferos (he avisado de que no es uno de mis autores favoritos)...
Entre sus pequeñas joyas, destaca un simpatico y puñetero juego de cartas llamado Coloretto, publicado en España por Homoludicus, en la que nos propone una original mecanica a medio camino entre un juego de mayorias y un "push your luck", sencillo, pero efectivo... La similitud con el juego que nos ocupa no es una casualidad ya que el picarón de Michael, viendo que el juego tenia tirón, desarrollo y estiro la mecanica de su simpatico, sencillo y efectivo juego de cartas para crear Zooloretto, esta vez con tableros individuales y familias de animales que exhibir y reproducir, y cuanto mas mejor.
Pues bien, como decia, Zoolorettoes un juego simpatico y puñetero como su predecesor y desarrolla a la perfeccion esa mecanica, haciendolo un juego agradable de jugar y que, sin ser extremadamente complicado nos obliga a ir tomando decisiones que no siempre pueden ser las mas acertadas y si a todo esto le sumamos unos bonitos componentes, hacen que sea un bonito juego para jugar en familia y que tambien gusta a los no jugones, y en especial a los niños, que se enamoran de su portada (incluso mi sobrina de 4 años me pidió jugar insistentemente... ¿quien puede resistirse a un panda?).
Como buen SdJ que se precie, las expansiones y reimplementaciones no tardaron en llegar, entre las que cabe destacar Aquaretto (con un delfin en la portada ¿quien puede resistirse a un delfin?), Zooloretto Exotic (con otro irresistible koala en la portada), Zooloreto XXL (con un elefante ¿adivinas como?) o Zooloretto Mini (este en solitario y con unos animales que no se muy bien como se llaman, pero que son irresistibles tambien), ademas de un monton de mini expansiones, entre la que vamos a destacar una muy nuestra presentada como obsequio a unos vecinos portugueses en las LeiriaCon 2010, el Lince Iberico.

Parece que nuestro amigo el Panda ha decidido pasarse al mundo del Rock and Roll 
al menos por una temporada, proximamente: "Zooloretto: Animales del Metal" 

Y como aqui he venido a hablar de mi Suegra, pues aqui van sus impresiones sobre el juego...
Si sois asiduos lectores del Blog (si no, poseis releer desde el princpio), sabreis que a mi suegra le encantan los juegos de coleccionar cosas y tener mas que nadie, por lo que este es otro de esos juegos que le encanta, ademas, como ya he dicho tambien en otras ocasiones, aunque entonces no lo sabia, los SdJ suelen cumplir sus expecativas a la hora de jugar en familia y Zooloretto no es una excepción, aunque quiza defraude a los mas pequeños de la casa porque les resulte complicado (aunque la portada sea tan irresistible), pero es ideal para las suegras. Algo que no gusta a Milagros, es el sutil puteo que se puede ejercer al hacer que los demas se lleven consigo algun animal que no les sirva ni para hacer croquetas (ademas por aquel entonces, habiamos jugado tan poco que aún no existia la conjura madre-hija contra un servidor), pero aun así es un juego al que hemos jugado bastante, aunque con la llegada de Dominions y otras perlas ludicas lo tengamos olvidado...
Como curiosidad y a modo de conclusion, deciros que tiempo después jugamos a Coloretto..., ¡y no le gusto!

¡¡¡La de explicaciones a niños y niñas
que nos hubieramos ahorrado si hubiesen puesto
en la portada a este panda tan irritable!!!

2 comentarios:

  1. ¿hacía falta el video de Enrique y Ana? grrrr
    Empiezo a simpatizar con tu suegra a mi tampoco me gustó mucho zooloreto

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Es que no tenia otra opcion..., es tan irresistible! ;)

    saludos

    ResponderEliminar