martes, 5 de enero de 2010

"Las cartas y los coloricos" (a.k.a Modern Art, el juego de cartas)

Recientemente tuve la suerte de que me tocase en el sorteo de los Premios "Falkenblog" el juego Modern Art, el Juego de Cartas recientemente publicado en castellano por Gen X y tras un tiempo buscando compañero para estrenarlo, estas navidades salió a la mesa en casa de mis suegros, eso si, despues de haber jugado unas cuantas partidas a la canasta, y no, nos pusimos los calzones y sacamos el balón, si no que jugamos al juego de cartas con el que Milagros disfruta como nadie y con el que sacrificamos horas de otros juegos...

El señor Knizia auto-autoplagiandose

Para empezar os comento cuatro cosas del juego, que pese a venderse como un hermano pequeño del famoso juego de subastas Modern Art, poco o nada tiene que ver con éste, salvo el autor, de todas sobras conocido Reiner Knizia y que siempre exprime al máximo sus ideas y patentes, pegando cualquier tema a cualquier mecánica..., este juego encaja a la perfección en esta definición. Y si no tiempo al tiempo a que aparezca "Modern Art, el juego de Dados"


Reiner, lo pega todo, todo.

Bueno teniendo en cuenta este punto de partida, y suponiendo que en el juego somos agentes de arte buscando las mejores obras, mi consejo es que os olvidéis de esto a la hora de explicarlo a familiares y amigos varios y os centréis en la mecánica, porque en ningún momento da esa sensación y queda mucho mas practico el decir: "Hay cartas de cinco colores de algunas mas y algunas menos y en cada ronda, vamos sacando de una en una, algunas cartas se pueden colocar boca abajo, otras te permiten sacar dos de una vez, otras robar una carta extra y otras hacen que todos saquemos cartas a la vez, se para de sacar cuando haya seis de un color y en cada turno se puntúan los tres colores de las que mas haya" (básicamente esta es la explicación del juego, ni mas, ni menos)


Cualquier parecido entre esto y una partida al juego que nos ocupa, es pura coincidencia...


Una vez explicado el juego, procedimos a jugar la primera partida en la que, como no teníamos aun muy clara la estrategia, Milagros empezó a sacar cartas del mismo color todo el rato, sin nada de faroleo (en este juego se puede farolear bastante) ni jugadas arriesgadas..., pues bueno ahí estaba yo explicándole posibilidades para puntuar un poco mas y al final de la cuarta (y ultima) ronda: Mi Suegra 95 pts, Mi novia 87.... y yo 72.

Una vez cogida la marcha jugamos unas cuantas partidas mas con dispares resultados pero en los que la victoria fue para Mi Suegra la mitad de las veces, cogió la dinámica a la perfección y lo rebautizo como "Las Cartas y los Coloricos". Finalmente..., acabe pidiendo una partidita de canasta.

Como conclusión decir que el juego ha gustado bastante a Milagros (Gracias Fredovic) y creo que volverá a ver mesa próximamente, su sencillez, tiempo de juego (unos 20 minutos) y ese punto de estrategia simple, sin olvidarnos por supuesto del original sistema de puntuación (marca de la casa de "Mister Pegamento"), hacen que sea un juego apto para cualquier reunión familiar que se precie o para sacarlo en cualquier circulo donde asusten las cajas grandes o los juegos de mas de 30 minutos...

Otro día os hablo mas profundamente de la canasta ;)


4 comentarios:

  1. Este es uno que tengo por probar, acumulando polvo.

    ResponderEliminar
  2. Pues en cualquier kedada mientras tomamos el cafecico se puede jugar sin problemas, asi que en la proxima quedamos un poco antes y solucionado.

    ResponderEliminar
  3. Esperando la reseña de la canasta... ;)

    ResponderEliminar